(454) 36 103 98 ó al (454)36 103 99

Pin It

La tradición de preparar buñuelos tiene su origen en la antigua Roma- Vendedores ambulantes de clase baja desempeñaban el oficio de comerciar en las calles con este producto.

A lo largo de tiempo y conforme el imperio romano se expandía, la receta para hacer buñuelos se fue modificando. En algunos lugares como en España la forma de este delicioso postre no es la que todos conocemos; al contrario, son bolitas de masa fritas rellenas de queso, higo o crema; cubiertas de canela y miel.

En México, la forma de hacer buñuelos varía dependiendo de la región. En las zonas más tradicionales, tienen forma circular (parecidos a una tostada) mientras que en otras regiones del sur y norte del país se emplea un molde especial para darle forma de “flor”.

¿Quieres prepararlos? Aquí te dejamos la receta:

En Molino Deusto tenemos una amplia gama de harinas de trigo ideales para la elaboración de deliciosos productos. ¡El mejor aliado de tu negocio es Deusto!


Ingredientes:

  • 3 tazas de harina Molino Deusto.
  • 3 tazas de leche.
  • 3 huevos.
  • 1 cucharada de vainilla.
  • 1 cucharada de polvo para hornear.
  • 1 pizca de sal.
  • Un sartén con aceite.
  • Molde para buñuelo (opcional).
  • Papel absorbente.
  • Azúcar y canela al gusto.

Instrucciones:

Vierte tu harina Molino Deusto en un recipiente junto con estos ingredientes: leche, huevos, vainilla, polvo para hornear y sal. Mientras tanto, prende la estufa y coloca el sartén con aceite a fuego medio. En lo que se calienta el aceite, bate la masa hasta que ya no tenga grumos.

El siguiente paso es sólo para los que tienen molde para buñuelos:

Una vez que está bien caliente el aceite, ingresa el molde a la masa sin sumergirlo completamente. Después colócalo en el aceite para que se empiece a freír.

*Tip: Después de 5 segundos el buñuelo se debe de desprender del molde, en caso de no hacerlo puedes desprenderlo con una pala o un cuchillo delgado.

Si no tienes molde sigue estos pasos:

Con tus manos, agarra un pedazo de masa y aplánala hasta que tenga forma de tortilla.
Colócala con cuidado en el aceite caliente.
Espera a que el lado que entró en contacto con el aceite adquiera un color dorado para darle la vuelta.

*Tip: Para asegurarse de que el aceite no se enfríe y los buñuelos se preparen correctamente. Haz uno por uno.

Una vez que están bien dorados, escúrrelos y retira el exceso de aceite con una toalla de papel absorbente.
Por último, espolvorea la azúcar y la canela.

¿Qué piensas de nuestra receta, te animas a prepararlos? Compártenos en nuestras redes sociales el resultado y no te olvides de acompañarlos con un delicioso chocolate caliente.

Pin It